Jueves 14 de Noviembre de 2019 >MISVI   >Principal   >Mapa del Sitio   


CONSEJO ESTATAL PARA LA PREVENCIÓN Y ATENCIÓN DE LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

“ NECESITAMOS PERDERLE EL MIEDO AL CONFLICTO”
Isabel Miranda de Wallace,
Maestra y Activista Social

Hablar de Isabel Miranda de Wallace es hablar de esperanza y fortaleza. La peor tragedia que puede vivir una madre y su lucha de cinco años hasta encontrar a los secuestradores y asesinos de su hijo, la colocó en la escena pública de México; hoy su mensaje trasciende al dolor sin consuelo y al enjuiciamiento a la seguridad y la justicia que deben proveer las autoridades.

Sus palabras tocan la conciencia de una sociedad ávida de líderes en quien confiar. Por ello, la concurrencia del pasado 20 de mayo en la explanada del Instituto Cultural Cabañas, volcó su atención a esa voz reflexiva y clara, que lo mismo parece ilustrar que inspirar, pero que siempre consigue hacerse escuchar.


Con el lema Construyendo la Paz desde la Familia, el Foro Social de Educación reunió a personalidades que al compartir sus experiencias y conocimientos, enriquecen el quehacer de los cientos de profesores y profesoras, amas de casa, estudiantes y todos quienes asistieron al evento. La Maestra, Isabel Miranda de Wallace, fue la encargada de concluir, con su Conferencia Magistral: "La construcción de la paz social desde la educación", la jornada de este foro.


"Esta crisis a la que yo me vi enfrentada me hizo poner a prueba mis valores, me hizo poner a prueba lo más importante: saber si yo era capaz de respetar la vida de otra persona pese a lo que me hubiera hecho. Saber si era capaz de mantener mis valores intactos pese al dolor que me revolcaba porque no entendía lo que estaba pasando", expresó.


Miranda de Wallace ya había vivido una fuerte pérdida: la de su hermano, quien murió atropellado a manos de un conductor ebrio. Esto le afectó profundamente, y fue entonces que comenzó a canalizar toda esa rabia y toda esa energía, en un objetivo positivo: trabajar para y por la educación. "Entonces entendí la trascendencia que tiene la educación. Porque la educación no significa solo dar conocimientos, va muchísimo más allá. Implica el compromiso y la trascendencia. Es la virtud que dios le dio a una maestra para poder tener injerencia en la vida de otro ser humano", subrayó.

Maestra de profesión y vocación, Isabel explica cómo, después del secuestro y homicidio de su hijo, decide impartir pláticas que puedan "mover conciencias, mover almas para que entiendan que nadie puede hacer por nosotros lo que no hagamos por nosotros mismos".

Con todo su coraje y dolor a cuestas, Miranda de Wallace se tuvo que enfrentar cara a cara con los homicidas de su hijo, y entonces entendió que estas personas (dos de las mujeres secuestradoras fueron violadas por su padrastro y un tío) "no conocieron el significado del esfuerzo para obtener lo que querían. Pero sobre todo, no conocieron el amor".

"Estoy segura que el amor es el valor más grande que tenemos todos los seres humanos, el amor es lo que te mueve, es lo que te hace buscar en donde tú crees que no vas a encontrar, es lo que te hace soñar, es lo que te hace permanecer junto a una persona muchos años. El amor es lo que trasciende", manifestó.

La ganadora del Premio Nacional de Derechos Humanos 2010, señala puntos fundamentales para trabajar en pro de la construcción de la paz desde la familia.

"Yo cómo le puedo decir al niño que debe amar a su hermano, cuando me ve peleando todo el día con mi pareja. Cómo le voy a pedir que respete a su hermana si mi pareja me golpea, me dice malas palabras, me maltrata."

"Ahí es donde hablo de falta de congruencia y la miseria espiritual. Porque a veces no vamos más allá, nos quedamos solamente en el momento literal. Nos hemos vuelto egoístas y si no se hacen las cosas como queremos, cuando queremos y en la forma en que queremos, lo demás deja de tener relevancia", advirtió.

La activista insistió en que para llevar una convivencia sana y armónica, se necesita tolerancia, respeto y sobre todo: "perderle el miedo al conflicto".

"Nosotros los mexicanos asociamos conflicto con rompimiento y no es así. El conflicto nos brinda la oportunidad de conocer al otro; saber qué quiere, qué le interesa. Pero también al otro le permite que sepa qué quiero yo y cómo lo quiero. Y lo importante es que después de discutamos, nos lavemos las manos con la mugre, la dejemos ahí y volvamos a reiniciar nuestro diálogo en paz y en armonía", explicó.

"Si Realmente queremos la paz en nuestras vidas, tenemos que construirla desde la casa. Desde cómo hablamos, desde cómo nos dirigimos a nuestros seres queridos."

"Yo los invito a hacer algo: obsérvense durante una semana. Apunten cada que le griten a una persona de su familia, cada que le falten al respeto, cada que no le escuchen, cada que no le pongan atención. Y se irán dando cuenta si realmente estamos construyendo la paz desde nuestra familia."

"Porque afuera nadie puede dar lo que no tiene adentro. No podemos ser bonitos afuera y ser obscuros por dentro. Todo tenemos nuestro claroscuros por supuesto; eso no quiere decir que mañana se conviertan en la madre teresa de Calcuta, no hablo de eso. Hablo de la conciencia que tenemos que ir despertando en nuestras relaciones", expresó.

Creadora de la Asociación Civil Alto al Secuestro, Miranda de Wallace destacó la importancia de fomentar la autoestima en los niños y jóvenes, para prevenir la violencia y la delincuencia.

"No tendríamos el problema de ver niños o jóvenes que tienen que irse a llenar ese vacío con droga o con alcohol, o con sexo; porque se sienten vacíos. Creo que la autoestima es el mejor preventivo para cualquier delincuente, porque entonces él o ella tendrán los pies muy bien puestos sobre la tierra para saber quién es, qué quiere y cómo lo podrá conseguir. No tendremos mujeres que se permiten ser golpeadas, no tendremos tantas niñas que ahora permiten que sus novios las golpeen, las manoteen y les cuelguen el teléfono", advirtió.

El CEPAVI Jalisco felicita a Isabel Miranda de Wallace por su comprometida lucha y celebramos haber contado con su fuerza y su voz presentes en nuestro estado. Gracias y en hora buena.

"Si ustedes tienen un conflicto en su familia, tengan una actitud diferente ante la agresividad, ante el enojo, y van a ver que el otro va a ir cambiando poco a poco. Se requiere paciencia, y no estoy hablando de que permitan que les hagan. Ustedes pueden poner sus límites pero no se tiene que confrontar con esa violencia. Porque violencia indudablemente lleva a más violencia. Y la paz, va construyendo todavía mayor paz", concluyó.

 

Regresar

 



Av. Américas # 599, Torre Cuauhtémoc, Col. Ladrón de Guevara, C.P. 44600
Teléfonos (0133) 30 30 82 00 ext. 48558, 48560 y 48240
Guadalajara, Jalisco

Fecha de actualización: 30 de mayo del 2019
No. de visitas: 296,005

Desarrollado por: Dirección de Tecnologías y Sistemas de Información